Archivo de la etiqueta: Streaming

Porqué Spotify y Deezer deben temerle al projecto Daisy

Para poder conocer qué es el proyecto Daisy y sus posibles implicaciones en el escenario actual de los servicios streaming debemos remontarnos al año 2006 cuando Jimmy Iovine presidente y co-fundador del sello Interscope junto al rapero Dr. Dre fundaron Beats, la cual en 2008 sacó al mercado Beats By Dr. Dre. Éstos al día de hoy son uno de los  audífonos premium más vendidos en el mercado. Beats nace como una compañía cuya misión es mejorar la experiencia de consumo de música y su calidad sonora. Posteriormente entró la compañía taiwanesa HTC como accionista mayoritaria comprando el 51%  de las acciones, aunque luego vendió de vuelta la mayoría de sus acciones a los propios fundadores para que esto pudieran tener mayor libertad para expandir la compañía de una manera más flexible. Actualmente además de HTC que posee cerca del 25% de las acciones, Forbes reporta que también Universal Music Group forma parte de los inversionistas mayoritarios de la compañía, junto con sus propios fundadores.

Beats-Audio

Parte de esta flexibilidad en búsqueda de innovación, es lo que los llevó en julio de 2012 a comprar por 14 millones de dólares el servicio de música en streaming MOG, el cual para los meses previos a la compra contaba con 500.000 usuarios activos y actualmente distribuye más de 15 millones de canciones en los Estados Unidos y Australia. En dicha negociación quedó excluida la red publicitaria y de blogs, MOG Music Network la cual fue vendida por otros 10 millones a Townsquare Media Group.

La compra de MOG fue sólo el comienzo de un plan estratégico para lanzar a mediados o finales del 2013 el projecto Daisy. Quizás ustedes se preguntarán porqué comprar un servicio de música como MOG con menos de 1 millón de usuarios para lanzarse en una estrategia mundial contra servicios más constituidos como Spotify y Deezer con más de 50 millones de usuarios entre ambos. Pues la respuesta es sencilla, por una cifra bastante pequeña para los estándares de hoy en día entorno a startups, consiguieron un sistema previamente desarrollado, con tecnología  necesaria para entregar una excelente experiencia de usuario, pero más que nada lo más importante es que ya cuentan con la mayoría del catálogo mundial previamente licenciado. De esta forma, se han ahorrado una gran parte del trabajo y se podrán concentrar en conseguir ese elemento diferenciador que buscan. Generar una experiencia de consumo sonoro de alta calidad global, desde el hardware hasta el software.

Una vez aclarado el panorama conozcamos quiénes están detrás del proyecto Daisy, porque es importante conocerlos y qué implicaciones pueden tener en el futuro de los negocios de streaming. 

Para empezar detrás de Daisy está Beats y con ello Iovine, Dr. Dre, HTC, Universal (Y consecuencia EMI). Por otra parte, sumaron como CEO a Ian Roger ex CEO de Topspin y a Trent Reznor como CCO (Chief Creative Officer). No contentos con esto recientemente el proyecto recibió una inyección de 46  millones de euros ($60m) por parte de un consorcio de inversión del billonario ruso Len Blavatnik, quien a su vez es dueño de Warner Music Group y uno de los inversionista mayoritarios de Deezer, con su reciente inversión de 100 millones de euros ($130m). Esta vez es Sony Music quien parece quedarse afuera del negocio, como le pasó a WMG con Vevo. Se especula que en el caso de Daisy las majors tienen aún mayor poder que Spotify donde cuentan con cerca del 20% de las acciones.  Como pueden ver hay mucha fuerza detrás de dicho lanzamiento e importantes empresas interesadas en su éxito, lo que hará atractivas las próximas negociaciones de licencias por parte de las discográficas.

beats-and-daisy-ces-2013

Daisy nace con la promesa y la misión de ganar y llevar el streaming a las masas, algo que aún no se ha logrado del todo. Además Daisy prevee generar disrupción gracias a un servicio altamente curado por especialistas. Según Ian Rogers, no sólo basta con hacer que la música esté disponible, sino hay que enfocarse en cómo hacer para que los usuarios encuentren la música que aman, la música que quieren escuchar en ese preciso momento. Con catálogos tan amplios como los que están disponibles hoy en día, la curaduría  es más necesaria que nunca. Por otra parte, Daisy también busca beneficiarse de una integración con Topsin para conseguir una mejor experiencia más rica para los usuario y para los artistas creando un contexto ideal para el consumo directo.

El projecto está aún en desarrollo y este año veremos cómo surge y cómo afecta el panorama. Es posible que la llegada de Daisy sea tan importante como la de grandes como Google o Apple, quienes por cierto ya se han sentado con Iovine para conocer mejor sus planes.  Lo que si es interesante es ver cómo las grandes discográficas tienen el control de todos los nuevos servicios de música, por un lado como titulares de derecho y por el otro como accionista, de esta forma lograrán evitar el control casi total que obtuvo en su momento iTunes con las descargas, al parecer han aprendido la lección. Sin embargo, tanto monopolio puede generar una situación delicada y frágil para estos nuevos servicios y sus artistas.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Suecia y Gotye nos revelan las pistas de cómo será el futuro de la música

image (1)

Después de 10 años del nacimiento de iTunes Store, ya es una realidad que el consumo digital de la música supera las ventas físicas. Este año el mercado digital ha representado el 55% de las ventas totales en Estados Unidos y un 63% en el mercado sueco. Lo que más nos sorprende en el último caso: los servicios de streaming y principalmente de Spotify, representan el 90% de los ingresos según la GLF (Asociación Sueca de la Industria Discográfica). Es por esto, que Suecia nos sirve como punto de referencia y mirada hacia el futuro del consumo de la música.

Un reciente estudio publicado por Side-Line sobre 31 sellos suecos ha reflejado un crecimiento en los ingresos digitales gracias a Spotify. Si bien es cierto, las descargas han bajado y el crecimiento del streaming ha sido tal que ha compensado y sobrepasado dichas pérdidas.

Por otra parte, debemos añadir que las descargas ilegales en Suecia han caído del 47% a un 23%  desde la aparición del servicio streaming. Lo que nos demuestra una vez más que la respuesta a la piratería está en una mejor oferta de servicios y experiencias de consumo,  y no más que en leyes poco efectivas como las leyes HADOPI en Francia o la misma Ley Sinde.

Todas estas son buenas señales que nos llegan desde Suecia, que creo que todos los implicados en la industria deberían conocer, pues hoy en día muchos no tienen claro cómo desarrollar su estrategia de distribución digital a la hora de hacer lanzamientos. Por otra parte, sorprende que algunos dentro del sector tampoco valoran que muchos de los mejores consumidores de música son fieles amantes de los servicios streaming. El consumidor promedio de iTunes gasta 60€ al año, la mitad que un usuario Premium de Spotify(entre los que me incluyo) el cual desembolsa 120€ al año.

Una vez dicho esto, ponemos nuestras miradas de nuevo en nuestra bola de cristal para buscar nuestra próxima pista sobre el futuro de la música y esta vez vemos que nos refleja el título “Somebody That I Used To Know”. Sí, efectivamente nuestra próxima clave proviene de las lejanas tierras de Australia, de la mano de Gotye y Kimbra. El sencillo es el primero en la historia en superar los 6 millones de descargas en Estados Unidos, exactamente  6.8 millones, y logró la impresionante cifra de 10 millones de descargas a nivel mundial. Es por esto que  hemos hecho nuestro caso de estudio sobre la canción. Y veamos:

En el siguiente cuadro hemos calculado los ingresos generados por la canción en iTunes y en Spotify durante el 2012. Basándonos en las cifras estándares de royalty por cada uno de los canales y el número de streams/downloads podemos ver que la canción generó alrededor de 9.5 millones de dólares de los cuales el 74% provienen de iTunes y el 26% de Spotify. Ahora bien, veamos con más detalle qué nos dicen estas cifras.

Al ver estas cifras podemos observar que los 500 millones de streams fueron generados por 15 millones de usuarios, es decir el 75% de los usuarios de Spotify escucharon la canción en un promedio de 33 veces. Mientras que las ventas digitales de la canción en iTunes fueron generadas tan sólo por el 2.5% de los usuarios.

En base a estos datos, podemos decir que es muy posible que en cinco años el modelo de negocio de Spotify genere a la canción del año de turno, aproximadamente $ 6.249.375 lo que supondría un crecimiento de un 26.32%  frente a un 65.78% sobre el total generado este año para un gran hit como el de Gotye. Todo esto en base a una proyección estable de crecimiento y poco optimista, pues recientemente Deezer amplió su servicio a 150 países y su CEO hizo una  proyección bastante optimista de querer alcanzar los 600 millones de usuarios, por lo que nuestros 50 millones quizás se queden bastante cortos.

Este panorama nos lleva a pensar que de aquí a 5 años tendremos dos escenarios: Spotify conquistando y canibalizando gran parte del market share de iTunes (algo que ya está sucediendo en Suecia y en las últimas cifras de ventas de Metallica) o por otra parte, lo que sería una gran noticia para la industria musical, el hecho de que el crecimiento por parte de Spotify se sumara a un rendimiento estable por parte de iTunes. Los ingresos vía streaming podrían representar casi un 50%  del total, dejando entre ambas plataformas unos $ 13.949.375 en las cuentas del Gotye de turno. Todo esto sin contar otros canales de distribución.

En una futura entrada seguiré dando pistas del porqué el futuro de la música puede ser muy interesante de la mano de los servicios de streaming.

@AngelNavas85.

Fuente: Mi post en el blog MUWOM

Etiquetado , , , , , , ,